2 de octubre de 2017

DINOSAURIOS



No, no me voy a referir a los "dinosaurios" que en estos últimos días nos despiertan todo tipo de sentimientos, no solo con sus palabras sino con sus acciones.
Sólo espero y confío en el diálogo y el buen hacer para que "el fuego" vuelva a su origen.
No, hoy voy a hablar de otros dinosaurios. Hace un par de meses (el mismo tiempo que hace que no publico) salió una noticia local que hizo que las redes se inundaran de chanzas y mofas sobre un cartel existente en la zona recreativa de La Laguna, conocida como la Mesa Mota.



El cartel recoge las normas de uso en dicha zona recreativa. "Usa solo la leña que necesitas" (esto en referencia a las chuletadas), "menores al cuidado de los adultos que los acompañan", "no derroches el agua porque es un bien escaso", "el fuego, solo en los fogones", etc., En la parte referida a los animales, aparece con el círculo en verde, señal de que es correcto, un perro con correa, mientras que con el círculo rojo (señal de prohibido), aparece la imagen de un supuesto dinosaurio.


No se sabe realmente si fue una broma a conciencia o un error del autor del cartel, lo que sí se conoce es el humor con que se lo han tomado hasta en el propio Ayuntamiento (en vez de asumir su incompetencia...).
Y para guasa, las declaraciones del que era el edil de Medio Ambiente (ahora suspendido de sus funciones en el Gobierno Lagunero por sus mensajes "machistas", pero este es otro tema...) ya que dijo que era "para diferenciar los perros con bozal y sin bozal, además de hacer un guiño a los más jóvenes de la casa".
Precisamente a este concejal habría que ponerle un bozal... Hasta el grupo de teatro Abubukaka (del que ya les hablé hace dos años) han grabado un vídeo humorísitco desde la zona recreativa de la Mesa Mota.
De la última vez que fui a esta zona hace ya cuatro años, para celebrar en familia el cumpleaños de una de mis hermanas, así que un día de éstos volveré aunque sea para cerciorarme de que han modificado el cartel (suponiendo que les quede un poco de vergüenza...). Ya les contaré...

7 de agosto de 2017

GALICIA (...y 4)


Ya termino con este post mis impresiones sobre el viaje a Galicia, que como les decía en el primero de ellos hacía muchísimos años que no visitaba.
Está claro que me acordaba de algunos lugares, otros fueron totalmente nuevos para mí, pero en general debo decir que me encantó todo lo que vi, que se nos quedaron atrás algunas cosas que queríamos ver y por una circunstancia u otra, no se pudo, pero el "programa" que llevábamos más o menos lo cumplimos.
Uno de los lugares que no vimos y que tenía especial interés por ver fue Valladares, la parroquia más extensa del municipio de Vigo, evidentemente por la coincidencia de mi apellido. Quería repetir esta foto que nos hicimos mi hermano Melquiades y yo en el año 84, pero no pudo ser... mejor, así no hago comparaciones, ja, ja.


La llamada Costa da Morte es la región costera situada en la provincia de La Coruña, que abarca desde Punta Roncudo hasta el Cabo Finisterre. Esta delimitación la pusieron los marinos ingleses hace más de dos siglos, considerando el tramo de costa más peligroso por la cantidad de bajos o lagos que se escondían a pocos metros de la superficie alejados de la costa, las fuertes corrientes, temporales, repentinas cerrazones de niebla y los múltiples naufragios de los que fueron testigos sus gentes.
Cogimos la carretera de la costa, pero la casualidad hizo que nos desviáramos a Carballo para tomar un cortado.
Había Feria-Mercado en la plaza del Ayuntamiento y la cámara se movió sola en cuanto leyó "Plátanos de Canarias"... Me sentí acompañada, ja, ja.



No sé si todavía funcionará, pero me llamó la atención la "Sección de Niñas" separada de la de "Niños" en la Escuela.

Lo que hacemos mi cuñada y yo nada más llegar a un lugar es buscar la Oficina de Información, y en este caso, y aunque supongo que no va a leer este blog, merece una mención especial la señorita que atendía la oficina porque nos sorprendió gratamente. Nos explicó todo "con pelos y señales", nos dio folletos de todo tipo y hasta nos regaló un mandil.
Continuamos por la costa hasta Malpica, con el atractivo de su puerto y la evidencia de la dureza en el trabajo que desarrolla la gente del mar :"El trabajo del marinero no acaba al volver del mar".
.


Cuando llegamos a Muxía, ya eran horas de almorzar y fuimos a dar con un restaurante estupendo, aunque no era el que estábamos buscando. Es el Restaurante Virgen de la Barca, y allí el camarero también nos explicó muy amablemente por donde teníamos que ir para ver la Piedra D'Abalar y seguir bordeando la costa hasta llegar a Fisterra (Finisterre para los amigos).
Galicia es tierra de numerosas leyendas, como la supuesta fuente de curación de las Piedras de Muxía. Algunos dicen que ahí desembarcó la Virgen para animar al apóstol Santiago en sus labores evangelizadoras en suelo gallego. Por eso está el Santuario de la Virgen de la Barca y se supone que hay muchas piedras a las que se achaca propiedades mágicas como la Piedra de Os Cadrís o la nombrada Piedra D'Abalar.

El desastre del Prestige fue uno de los más recientes accidentes de la Costa da Morte. Un petrolero griego, el 13 de noviembre de 2002, se partió por la mitad a mar abierto y causó una de las catástrofes ecológicas más devastadoras de Galicia.
Este Monumento "A Ferida" (La herida) situado a pocos metros del Santuario, encargado por la entidad de Seguros Aegón y posteriormente entregado a la Xunta, recuerda el desastre del Prestige.

A pesar de que conocemos al Cabo Finisterre como el punto más occidental, la realidad es que el Cabo Touriñan es el que verdaderamente ostenta ese título, así que "Al César lo que es del César..."

Y llegamos a Finisterre, que en realidad parecía "el fin de la tierra"...

Me encantó esta frase que se lee en el Hotel que está al lado mismo del Faro de Finisterre: "...donde el silencio esconde algo más que palabras" y la bota de peregrino (antes eran dos y una fue robada) que hace referencia a la tradición de quemar las ropas usadas en la peregrinación y dejar los zapatos.

Y ya les dejo, desde el kilómetro cero, no sin antes agradecer otra vez a Chela su ofrecimiento y las informaciones que comparte en su blog y que nos sirvieron de mucho.

1 de agosto de 2017

GALICIA (3)



Sigo contándoles mi periplo por tierras gallegas, mostrándoles algunas imágenes que hicimos y con la esperanza de que pueda servir mi opinión a alguno que quiera visitar el lugar.
Una cosa que nos sorprendió fueron las estaciones de "peajes". Desde el primer día que cogimos el coche de alquiler y a pesar de que compramos un mapa de carreteras, y a pesar de los navegadores, gps, tom tom o como se llamen, casi nunca acertamos en la forma de evitarlas, así que fuimos por autopista la mayor parte de las veces y nos gastamos bastantes euros (también echamos unas cuantas maldiciones, todo hay que decirlo...).
También nos sorprendieron preciosas playas como ésta de Barrañán.


Santiago de Compostela es la capital de la Comunidad Autónoma de Galicia y está situada a a 65 kilómetros de La Coruña, donde nos quedábamos. A pesar de que le dimos el abrazo de rigor a la imagen del Santo (no había mucha cola de peregrinos...), no pudimos apreciar la plaza y el edificio de la Catedral de Santiago en todo su esplendor.
Por un lado, porque se celebraba al día siguiente un Concierto de la Orquesta Sinfónica de Galicia y el Orfeón Donostiarra dirigidos por el director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel que congregó a más de 4.000 personas en la emblemática Plaza del Obradoiro



y por otro, por las obras de restauración que se están llevando a cabo desde hace tiempo en las Torres que al parecer, permitirán frenar la entrada de humedad en el templo desde la fachada



así que la entrada la tuvimos que hacer por la Puerta de Platerías, donde los peregrinos llegaban de todas partes y aquí sí tuvimos que ponernos en cola un ratito.



Nos encontramos con sendas Ferias Medievales en Padrón (donde los famosos pimientos)



y en Betanzos (donde la deliciosa tortilla), y aunque no estuvimos mucho tiempo, la verdad es que me encantaron porque es una cosa que no tengo posibilidad de disfrutar por aquí.



Visitamos el pueblo marinero de Combarro, cercano a Pontevedra, donde nos encontramos estos característicos hórreos al borde del mar. He leído que, aunque no esté oficialmente documentado, es posible que su origen sea un castro galaico.



Y como había que probar las ostras, qué mejor que hacerlo en la célebre Calle de las Ostras, uno de los principales atractivos de la ciudad de Vigo. Dominan la calle, ahora cubierta y modernizada, los pequeños puestos de las mejores ostras del mundo que se venden por docenas, abiertas al momento de degustarlas.



Desde los Jardines de Castro, vimos la ría de Vigo y las Islas Cíes, un archipiélago que está declarado desde el año 2002 Parque Nacional Marítimo Terrestre.



Meigas no vi ninguna, aunque dicen que haberlas, haylas...



Y aunque hubiera querido terminar la reseña aquí, porque no quiero ser pesada con tanta foto, prefiero dejar un post para dedicarlo a la Costa da Morte, región costera de la provincia de La Coruña, que merece la pena ver con más detalle.

26 de julio de 2017

GALICIA (2)



Por si alguien lee este blog y está interesado en visitar Galicia, les dejo mis impresiones de lo que vimos durante la semana de vacaciones que pasamos allí y que ya empecé a contar en el post anterior.
Nos quedamos en el Hotel Carrís Marineda, al lado del complejo comercial y de ocio Marineda City, el más grande de Galicia y España, y tercero de Europa (según la Wikipedia), en La Coruña. Por supuesto, cuando lo reservamos no lo sabíamos, pero la verdad es que es impresionante y merece la pena visitarlo.



De todas formas, quizás nos hubiera venido mejor poner nuestra base en la ciudad de Santiago de Compostela, que está más céntrica, para desplazarnos a un lado y a otro de Galicia.
La Torre de Hércules es el elemento más significativo de La Coruña, símbolo de la ciudad y es el faro más antiguo del mundo que continúa funcionando.

En su entorno se sitúa el Parque Escultórico, un verdadero museo contemporáneo al aire libre donde no sólo se puede pasear disfrutando de la brisa marina, sino contemplar las obras de catorce escultores la mayoría gallegos, entre las que se encuentran los Menhires, de Manolo Paz.

Una de las características más llamativas de los menhires es que tienen huecos rectangulares a través de los que se pueden enmarcar la Torre y el mar, aunque en esta imagen salí yo enmarcada...

La Coruña es conocida como la ciudad de cristal, por las bellas casas que forman las galerías del Paseo de la Marina. Son balcones cerrados con carpintería de madera pintada de blanco y con una gran superficie de vidrio que permite que entre la luz del sol en el interior de las viviendas. Datan del siglo XIX y en realidad son las fachadas posteriores de las casas.

El Palacio Municipal de La Coruña, donde se ubica el Ayuntamiento, es un edificio modernista construido en los primeros años del siglo XX (¿quién lo diría?), ocupando el frente norte de la plaza de María Pita, heroína de la defensa de la ciudad contra la Armada Británica.

En el blog de Chela había visto un post sobre el Elevador Panorámico que existe en el Monte de San Pedro, donde se encuentra una batería de cañones que forma parte de una antigua instalación militar de defensa costera de La Coruña. Y había que visitarlo...
Es un elevador en forma de esfera acristalada que recorre 100 m. de desnivel y comunica el Paseo Marítimo, en la zona del Millenium, con el Parque de San Pedro.
Desde su interior se divisan estampas únicas de la Torre de Hércules y la bahía coruñesa. Al fondo de la imagen se puede apreciar la Torre.


Y de la gastronomía gallega... qué les voy a contar que ustedes no sepan? Probamos de todo...

Las ostras de Vigo, la tortilla de Betanzos, el pulpo a feira, almejas, zamburiñas, los pimientos de padrón, etc., etc., todo ello con vinitos de Ribeiro o Albariño según se terciaba, o con la cerveza Estrella Galicia.



Hay que aprovechar...

16 de julio de 2017

GALICIA (1)



Si en el post anterior les invitaba a dar un paseo por mi tierra, en éste cambio de paisaje porque me he ido una semanita de vacaciones a tierras gallegas. Concretamente hace 33 años que fuimos, con mi hermano Melquiades y mi cuñada Nieves, buenos compañeros de viajes de verano.
En aquel entonces (más jóvenes y atrevidos...) cogimos el barco en Tenerife y desembarcamos en Cádiz con el coche de Alejandro. Llegamos hasta el norte haciendo paradas donde nos cogía la noche y bajamos por Portugal.
Esta vez ya íbamos directos a La Coruña con los billetes de avión, el hotel y hasta un coche de alquiler reservado desde aquí. Es más, hasta la autorización de la Xunta de Galicia para entrar un día a una hora determinada a ver la Playa de las Catedrales, que no conocíamos, una de las maravillas naturales situada en Ribadeo (Lugo). ¡Los tiempos cambian que es una barbaridad!

Empiezo por este lugar, la Playa de Aguas Santas, más conocida por la Playa de las Catedrales debido a la apariencia de sus acantilados, formando arcos y cuevas, solo apreciables a pie de playa durante la Bajamar. El acceso a la playa está restringido durante los meses de verano debido a la gran afluencia de público, y se debe solicitar un pase telemático para poder acceder a ella.


En Ribadeo llegamos justo el día que se celebraba el Ribadeo Indiano, una fiesta que pretende exaltar los episodios de emigración gallega vividos en épocas no muy lejanas. Este es su ayuntamiento.

En Lugo, la más antigua de todas las ciudades gallegas, nos encontramos con su Muralla Romana, declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, que es la única en el mundo que conserva todo su perímetro. Lo más sorprendente es que la puedes recorrer por encima, ya que cuenta con un paseo de más de 2 kilómetros.

La Catedral de Lugo data del siglo XII y aunque su fachada es bastante sencilla, su interior es sorprendente en comparación con otras catedrales más conocidas de España.

El casco antiguo de Lugo es muy acogedor y te puedes encontrar en pleno suelo los restos de una Piscina Romana

El museo provincial también es muy interesante y se recogen en él colecciones de gran riqueza cultural e histórica para la cultura gallega. El edificio está enclavado dentro de un antiguo convento, lo que da un ambiente de paz y tranquilidad especial.
En la plaza Mayor degustamos un café espumoso al que llaman Carioca, en el Café del Centro, y nos encontramos a estos señores que fueron los primeros que lo probaron y allí siguen cada día.


Y por hoy les dejo. Voy a preparar el siguiente post, no sin antes agradecer a Chela, del blog Jubilada Jubilosa, que me ofreció su ayuda en cuanto supo que iba a su tierra, aunque al final no pudimos coincidir.
 
Copyright (c) 2010 DESPERTARES. Design by WPThemes Expert

Blogger Templates and RegistryBooster.